Ádvent. Las puertas de un Nuevo Mundo

José Ángel Martín Gago es físico e investigador del CSIC. Trabaja en el campo de la nanotecnología en el Instituto de Ciencias Materiales de Madrid. Los asiduos a este blog o, simplemente, los que gustéis de la buena divulgación científica quizá le conozcáis porque es uno de los autores del maravilloso libro El nanomundo en tus manos: las claves de la nanociencia y la nanotecnología (Crítica, 2014), que podéis encontrar reseñado por mí mismo en este enlace.

Pero no estoy aquí para hablar de José Ángel, ni como científico ni tampoco como divulgador. Hoy toca hablar de otra faceta suya que me era desconocida hasta hace unas semanas, cuando cayó en mis manos Ádvent. ¿Y qué es Ádvent? Pues nada más y nada menos que una estupenda obra de ficción científica y ciencia ficción. Sí, porque el bueno de José Ángel también es escritor de y aficionado a la ciencia ficción.

En Ádvent nos narra un futuro en el que los humanos hemos desaparecido de la faz de la Tierra a causa de un virus cuya aparición ha sido provocada por el cambio climático. Sin embargo, nuestro planeta no ha quedado desierto, hemos sido sustituidos por unos androides con inteligencia artificial denominados ádvents. Con la excusa de una investigación "policial", la novela nos va dando a conocer la sociedad creada por los ádvents, cómo estos se limitan a "vivir" imitando a los humanos que los crearon y cómo su falta de experiencia y sentimientos les hace cometer errores o enfrentarse a situaciones ante las que no saben reaccionar. ¿Serán capaces de evolucionar? No os contaré nada más, para evitar los odiosos "espoilers".

La novela está estructurada en dos partes muy claramente diferenciadas. En el primer cuarto de la narración se expone, con un formato periodístico, y en orden cronológico, una sucesión de acontecimientos históricos que han jugado un papel determinante, tanto en la extinción de los seres humanos, como en el surgimiento de los ádvents. Estas noticias han sido recopiladas, ordenadas y clasificadas por uno de ellos: Valeria Polo, cuyo objeto de estudio es la historia y las costumbres humanas. Las otras tres cuartas partes constituyen la trama de la novela, propiamente dicha, con un inequívoco formato literario. La forma en que está escrita, con frecuentes "flashbacks" hace que las historias de los personajes se engarcen y entremezclen perfectamente y el lector se entere de todos los detalles sin necesidad de haber leído la primera parte, aunque a mí me resultara enormemente amena e interesante porque te hace introducirte en la historia de una forma distinta. Además, el ritmo es ligero, no decae en ningún momento de la narración, haciendo que la lectura resulte agradable, cosa que no consiguen todas las novelas de ciencia ficción que conozco (y no miro a nadie...).

En mi humilde opinión, Ádvent se encuentra a medio camino entre la ciencia ficción soft y la hard. Es cierto que la ciencia está tratada con exquisitez, con respeto, haciendo que tanto el argumento como los giros dramáticos resulten coherentes y creíbles, como no podía ser de otra forma, siendo quien es su autor. Por esta razón, puede considerarse Ádvent como ciencia ficción hard. Sin embargo, y a diferencia de otras obras, José Ángel no se enreda en disquisiciones enmarañadas, abstrusas y en complicaciones innecesarias, como sí hacen otros autores hard, que en muchas ocasiones hacen que la lectura se centre más en la parafernalia físico-matemática que en los caracteres y personajes o la trama, provocando la náusea y el cansancio del lector. No daré nombres...

En definitiva, un libro enormemente recomendable, desde mi punto de vista completamente sesgado (no es ningún secreto que adoro el género de ciencia ficción) y que hará las delicias de cualquier lector aficionado. Siempre resulta muy gratificante leer obras de autores españoles (no siempre suficientemente apreciados y valorados), más aún cuando son científicos profesionales, divulgadores excelentes y, por encima de todo, escriben bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada